Cerrar
12

El impuesto a los salarios en México durante 2016 fue del 20.1 por ciento, uno de los más bajos entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sólo por arriba de Nueva Zelanda y Chile, que pagaron un impuesto de 17.9 y 7.0 por ciento, respectivamente.

Pero de igual forma, el ingreso neto de los trabajadores en el país está entre los más bajos, ya que se encuentra 63 por ciento por debajo de la media.

De acuerdo con el informe Impuesto al Salario 2017, presentado por el organismo, en términos monetarios el costo laboral en México fue 70.8 por ciento menor al promedio de la OCDE, estimado en 14 mil 638 dólares; pero de igual forma, el ingreso neto después de impuestos para un trabajador mexicano soltero fue 63 por ciento inferior al promedio de países de la OCDE, de 31 mil 607 dólares, cn lo que se ubicó en 11 mil 691 dólares anuales.

Un asalariado sin hijos en México pagó en 2016 el equivalente al 20.1% de su ingreso laboral, comparado con el 19.77 por ciento que pagó en 2015. De ese impuesto, poco más de la mitad corrió por cuenta del empleador, seguido de impuestos directos y sólo el 1.2% fueron las contribuciones del empleado para su seguridad social.

Las principales contribuciones del patrón son las aportaciones para seguridad social, fondo para el retiro y el fondo para la vivienda. El informe advierte que aunque en México no hay un impuesto federal a nóminas, la mayoría de los estados lo aplican con una tasa promedio del 2.31 por ciento. Estos impuestos no se consideran en este informe ya que hay una amplia gama de prácticas con respecto a la definición de la base gravable que impide tener una estimación confiable.

Las contribuciones del empleado mexicano, equivalentes al 1.4 por ciento de su ingreso salarial bruto, se comparan con el 9.8 por ciento promedio para los países de la OCDE y fueron las más bajas junto con la de Islandia de 0.3 por ciento, además de Australia, Dinamarca y Nueva Zelandia, que no pagan nada.

Cuando el estudio señala el ingreso promedio del trabajador por país en moneda local, para el trabajador mexicano soltero se estimó en 112 mil 827 pesos comparado con 107 mil 551 pesos en 2015, un incremento de 4.9 por ciento principalmente por el repunte inflacionario y sólo en 2.1 por ciento se atribuye a un incremento real del salario antes de impuestos.

El impuesto al salario entre los países que conforman la OCDE fue de 36% durante el año 2016, lo que representó una disminución de 0.07 puntos porcentuales respecto al 2015. Entre países existió una amplia variación, mientras que la más elevada es en Bélgica, equivalente al 54% y la más baja se presenta en Chile, de 7 por ciento

Costo laboral. De acuerdo con el informe Impuesto al Salario 2017, presentado por el organismo, en términos monetarios, el costo laboral en México fue 70.8% menor al promedio de la OCDE, estimado en 14 mil 638 dólares.

Salario en México. Un asalariado sin hijos en México pagó en 2016 el equivalente al 20.1 por ciento de su ingreso laboral, comparado con el 19.77 por ciento que pagó en 2015.

Impuestos al salario en México. Las contribuciones del empleado mexicano, equivalentes al 1.4 por ciento de su ingreso salarial bruto, se comparan con el 9.8 por ciento promedio para los países de la OCDE.

Redacción

El Autor Redacción

Somos un medio de comunicación por Internet dedicado a publicar contenidos de calidad y con visión 100% objetiva de todos y cada uno de los acontecimientos que proceden de nuestras diferentes fuentes...

Dejar Comentario