Cerrar
Rápidos, furiosos y hermosos

Ocho películas llenas de adrenalina, aventura, potencia y sobre todo, los autos más espectaculares del mundo. Y es que a propósito de la octava entrega de la exitosa saga de “Fast & Furious”, vale la pena recordar los icónicos vehículos que han desfilado a lo largo de estos ocho episodios.

¿De qué va la octava parte? Lo que se adelanta es que en esta ocasión “Dominic Toretto” (Vin Diesel) se ve tentado a regresar a la vida criminal, la cual había interrumpido para tener una vida normal, al igual que “Brian O´Conner” (Paul Walker), y el resto de quienes gozaban de lograr sorprendentes atracos a bordo de increíbles máquinas. Pero vivir del lado correcto de la ley no será tan fácil, las cosas no salen como “Dom” espera y se ve forzado a “volver a las andadas” al lado de su inseparable “Letty”.

Dentro de los autos que se presentarán en la cinta, precisamente esta película sirvió para dar reflectores en la vida real a un “Muscle Car” que recién fue presentado de manera oficial en el Salón del Automóvil de Nueva York, que abrirá al público en un par de días. Dicho vehículo hace gala de sus capacidades que, a decir verdad, juegan una parte importante en el desarrollo del filme, al igual que en la vida real, donde gracias a esta exitosa franquicia, logró captar la atención de los amantes de los coches.

Ahora, repasemos a los bólidos más representativos que han tomado parte en la saga:

• Dodge Charger R/T 1970
El Dodge Charger R/T 1970 de Toretto, es sin duda uno de los favoritos de la serie de filmes. No solo significaba mucho para “Dominic”, también para quienes gustan de “Rápido y Furioso”, quienes vieron el fin de este portentoso deportivo americano, cuando fue volcado en una escena de carreras.

• Mitsubishi Eclipse
Puede que no sea el coche más llamativo —y ya es mucho decir—, pero el Mitsubishi Eclipse modelo 1995 de la primera entrega, es de vital importancia. Con él, Brian O´Conner logra infiltrarse en la ilegalidad y el resto, es historia.

• Ford GT
El Ford GT tuvo una breve participación en “Rápidos y Furiosos 5in Control”, pero es un emblemático deportivo, que en la vida real alcanza un valor aproximado a los 2 millones de dólares. Tal vez por eso, los productores usaron una réplica para las escenas de acción.

• Mustang
En el Reto Tokio, Sean la pasó mal para aprender las artes del “Drifting”, al grado de ser derrotado por DK. Sean logra sobreponerse y cerca del final de la historia logra superarse. Para la carrera final restauró desde cero un Mustang de los 60’s, con el cual venció a DK y se quedó con la chica de la película.

• Camaro Yenko
En 2 Fast 2 Furious, O´Conner gana un icónico Camaro Yenko del 69 a unos maleantes. Este coche es emblemático porque fue objeto de deseo en su época gloriosa, además de que sirvió para que Brian volara en él a un bote.

• Nissan Skyline 2000 GT-R
No tiene relevancia alguna en el desarrollo de las acciones, pero es de reconocer que es todo un clásico asiático. Se trata del abuelo del actual “Godzilla”, el Nissan Skyline 2000 GT-R del 71, se ganó un lugar en la lista, sólo porque es un histórico.

• Dodge Challenger Demon
La Piéce de Résistance es el nuevo Dodge Challenger Demon, mismo que aparecerá en esta reciente entrega. Los amantes de los Mopar podrán ver a este Dragster de fábrica, que desarrolla una demoniaca potencia de ¡840 caballos de fuerza!

• Chevrolet Corvette Grand Sport 1963
El Chevrolet Corvette Grand Sport 1963, es recordado por una brillante escena donde ocurre un atraco a un tren, en la quinta entrega de la saga. En la vida real, este coche es rarísimo y alcanza cotizaciones por encima de los seis millones de dólares, por lo que es más triste pensar que esta deportivo terminó en el fondo de un lago.

Redacción

El Autor Redacción

Somos un medio de comunicación por Internet dedicado a publicar contenidos de calidad y con visión 100% objetiva de todos y cada uno de los acontecimientos que proceden de nuestras diferentes fuentes...

Dejar Comentario