El Bronco prefiere las caminatas y los foros

El Bronco prefiere las caminatas y los foros

DALIA ESCOBAR


 


Jaime Rodríguez Calderón se dice convencido de terminar con el centralismo de los poderes para arrebatárselo a la Ciudad de México y trasladarlo a los estados; sin embargo, más de la mitad de su campaña la ha realizado en la capital del país, para ser exactos 22 días de 42 que lleva de actos proselitistas públicos.


A estas 42 jornadas de recorridos y reuniones con empresarios y universitarios, se suman 18 marcados como “actividades privadas”, o que dedicó a sus negocios en Nuevo León, de venta de ganado y otros productos agroalimentarios.


Aunado a que inició su campaña 14 días tarde, luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió aprobar su candidatura, que comenzó marcada por la desventaja .


Misma que el neoleonés avivó con los días en los que no se le vio ante simpatizantes, por lo que hasta el momento “El Bronco” sólo suma 60 días en total.


En estos dos meses de campaña sólo llevó a cabo tres tipos de eventos: recorridos en mercados y calles céntricas de las ciudades que visitaba, y encuentros con universitarios en instituciones educativas, así como con empresarios.


En esos días “El Bronco” mostró sus dotes de caminador, pues lo que más hubo en sus actividades proselitistas fueron los recorridos, con al menos 22 caminatas.



El mayor número de actos públicas por día fueron seis, las cuales realizó en Veracruz, entre reuniones con maestros, comerciantes, empresarios y universitarios.


En tanto que sólo ha visitado 22 de las 32 entidades federativas, y asegura que todo lo ha hecho con recursos aportados por simpatizantes, sus amigos y él mismo, mismos que, afirma, no rebasan los 7 mdp.


De 101 actos organizados, ha cancelado ocho, de acuerdo con el informe entregado al INE.


Sin embargo, destaca que el independiente va a todos los lugares donde lo invitan, ya sean foros, pactos, encuentros y cumbres que usa como vitrina para hacer llegar sus propuestas a la población.


Fue hasta después del primer debate que concertó las reuniones con estudiantes y empresarios.


Con 14 encuentros con universitarios o con temática referente a la educación, contra los 17 con empresarios o de visitas a fábricas.


De sus dos mayores públicos, en el caso de los estudiantes, el momento más emblemático fue cuando tuvo que enfrentar a los jóvenes de la Universidad Iberoamericana en la CDMX, donde no sólo fue requerido para selfies, sino que le recriminaron la imagen de “candidato machista” y fue cuestionado por las irregularidades en su registro.