El buquinista, al rescate de librerías

El buquinista, al rescate de librerías


DAVID GUTIÉRREZ


Su fascinación por visitar y conocer las llamadas “librerías de viejo” de la Ciudad de México, llevó al director de cine Gibrán Bazán a adentrarse en el fascinante y extenso mundo que entretejen las ediciones pasadas y olvidadas que esperan ser leídas de nuevo.


Las librerías de viejo son recintos literarios ubicados en el borde de la extinción “debido a los cambios tecnológicos”, y que el cineasta mexicano busca homenajear con una historia que lleva a la pantalla grande bajo el título El buquinista, su segundo gran largometraje.


“Se trata de una historia que comenzó como un cuento que escribí en 2001 con el título de, precisamente, “Librero de Viejo”. Mucho tiempo después, estas imágenes seguían rondando mi cabeza, así que decidí hacer algo nuevo y comencé a adaptarlo como guion. De ahí, surgieron más historias que traía atrapadas y nació El buquinista, recordó”, relató el cineasta.


El largometraje es una coproducción entre Francia y México que busca rendir tributo al oficio del “librero” y a todos los inmigrantes que llegaron al país para enriquecerlo con su cultura.


“El personaje principal de la historia, desde un principio, ha sido francés, porque quería hacer un homenaje a los inmigrantes que llegan al país, y que pocas veces contamos sus historias en el cine mexicano. Siempre ponemos lo que creemos que es nacional y dejamos de lado al resto de culturas que nos enriquecen, como es el caso de los españoles, argentinos, uruguayos, italianos o franceses”, puntualizó.


El buquinista cuenta la historia del inmigrante francés Lucien, quien llega a México y pone una librería en la colonia Roma para salir adelante. A través del protagonista se hace una reflexión íntima y personal sobre el duelo, la melancolía, el amor y el dolor con ciertas pinceladas de humor.


“La idea central de la historia está en explorar el luto y la pérdida del ser humano; pues curiosamente, el personaje principal pierde a su esposa y tiene una idea, un tanto loca, de traerla muerte con un libro misterioso que encontró. No hay magia, más bien todo es psicológico”, abundó sobre el filme.