Mejores prácticas para la optimización de SEO a nivel internacional

Antes que todo, es vital indicar que optimizar los esfuerzos de SEO para clientes internacionales requiere mucha más estrategia de lo normal. Sobre todo al analizar y pensar que para un profesional obtener posición de manera local resulta complicado, hacerlo “extra muros” puede representar una tarea titánica.


Sin embargo, por medio de técnicas adecuadas y una estrategia completamente diferente, intentar clasificar a una empresa para las diferencias de idioma puede es posible. Conocer algunos factores de clasificación en los motores de búsqueda pueden ser el primer paso para clasificar a páginas web de forma internacionales. Es decir, contar con una URL optimizadas para el idioma y la región, contenido, información de contacto (NAP) en directorios internacionales y páginas de GMB o enlaces locales desde dominios específicos de cada país (ccTLD).


Para darle una visión más amplia de lo que se requiere clasificar, los motores de búsqueda como Google utilizan hreflang para URLs de idioma y de región, ya que muchos sitios web proporcionan contenido a usuarios de todo el mundo y el mismo puede estar traducido u orientado a personas de una determinada región. El principal problema con el que se encuentran los analistas de SEO es la implementación incorrecta de las etiquetas, pues las palabras clave pueden confundir al contenido entre páginas web geoespecíficas.



Consideraciones principales


Para páginas web, la mayor parte de las empresas comenzaban a utilizar un subdominio (es.); pero se fueron dezsplazando hacia subdominios y subdirectorios (.com/es/). Si bien los subdominios ofrecen la granularidad deseada para los usuarios objetivo por idioma y región, todavía se trata como un nuevo dominio y requeriría construir señales de SEO desde cero.


Eso nos deja con los subdirectorios como la opción ideal para un sitio web, puesto que son la mejor opción para las empresas internacionales que solo se promocionan a otros lugares. La orientación internacional se puede configurar en Google Search Console, considerando a diferentes regiones y culturas (que responden a diferentes hechos y circunstancias).


El problema es que si estás optimizando un sitio para más de 20 idiomas, puedes terminar insertando diferentes etiquetas para el contenido (o repetir el mismo), lo que es negativo para un motor de búsqueda. No incluir un enlace autorreferencial y que promueva a la competencia puede ser uno de los más grandes errores que se pueden cometer.


SearEngineJournal dice las mejores prácticas para la orientación internacional de una página web.


1. Atributos Hreflang autorreferenciales


Es absolutamente importante asegurarse de que todos los atributos de hreflang sean autorreferenciales. Básicamente, para cada atributo alternativo que se coloque en una URL para una región e idioma específico, debe haber una etiqueta canónica.


2. Usar correctamente Canonicals


Otro error común es elegir un idioma y canonicalizar varios idiomas en esa URL. La página de destino utilizada en la etiqueta alternativa debe ser la versión canonicalizada en un idioma individual.


Posteriormente, no hará referencia a URL no canónicas en una atribución de hreflang.



3. Asegurarse que los enlaces sean bidireccionales


Todas las páginas alternativas específicas de cada idioma deben hacer una referencia a sus alternativas para garantizar su codificación. Si esto no se hace bien, es muy probable que surjan como un “Error de etiqueta de devolución” en Google Search Console.



4. Insertar una página predeterminada de respaldo



Por ejemplo, si un usuario de Bangladesh busca y encuentra su página web, y no existe una alternativa específica de región, entonces “x-default” les mostrará una versión en inglés (idioma universal) estándar.


The post Mejores prácticas para la optimización de SEO a nivel internacional appeared first on Revista Merca2.0.