Slim a AMLO: aeropuerto va, no discutiré con nadie

Slim a AMLO: aeropuerto va, no discutiré con nadie

Cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México es tanto como “suspender el crecimiento económico del país”, dijo Carlos Slim Helú, presidente honorario del Grupo Carso, quien consideró además que los candidatos a la presidencia no deben involucrarse, pues esta es una decisión tomada.


Slim Helú, uno de los hombres más ricos de México, con un patrimonio estimado por Forbes de 71.9 millones de dólares, minimizó las declaraciones del candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador –quien asegura que dará marcha atrás a la construcción de la nueva terminal aérea– y afirmó “son candidatos, que hagan sus estudios; esta es una decisión que se tomó hace seis años o más, y ahora no veo por qué discutir con ellos”.


El empresario defendió el proyecto, que comparó con el Canal de Panamá, porque generaría desarrollo económico y social en una zona marginada, que traerá en sueldos 60 mil millones de pesos e inversión en insumos por 120 mil millones.


Es optimista: “Veo tantas cosas buenas, porque no se trata de comprar un coche que sea más barato que otro, o que sea un gasto, este es un proyecto trascendente”; asimismo, reconoció que se puede hacer más barato, “pero es ponerle un parche al que ya hay”.


En caso de que detecten problemas de honestidad, pues “que se castigue, que se busque al responsable”, pero son problemas diferentes, uno es la viabilidad y otro, opinó, “no veo actos de corrupción”.


Insistió en que “México requiere un aeropuerto de las características del actual proyecto, no sólo para agilizar y dinamizar los espacios aéreos, sino por la trascendencia de lo que generará alrededor del mismo”, y agregó que “es hacer una inversión en un lugar donde ya viven cinco millones de personas, que se trasladan por horas para llegar a sus empleos; es una zona con condiciones económicas que no son aceptables para el país”.


El costo, destacó, es similar al de una refinería, que sería de entre 10 mil millones y 12 mil millones de dólares, pero sus efectos serían multiplicadores, aseguró.


Aclaró que no tiene interés personal en que se construya la nueva terminal, ese es un proyecto donde la familia Slim de manera particular “invierte cero pesos”.


Como Grupo Carso invierte cuatro por ciento. Y sin decir los montos, sus empresas Carso, América Móvil, Minera Frisco e Inbursa participan por medio de sus fondos de pensiones, de Siefores, sociedades de inversión, inversiones de renta fija y seguros, inversión es mínima, dijo.


En el caso del terreno del aeropuerto actual, refirió que se reinyecte agua al acuífero y que ahí se construya una superavenida, Reforma B, una zona de desarrollo, de entretenimiento, hoteles, escuelas, hospitales, y dijo “no quiero que se confundan y piensen que yo quiero la concesión para mí”.