Cerrar
farmworkers
  • En lo que va del año ha invertido más de 21 mdp a través del FAMI para apoyar 701 proyectos de igual número de connacionales que han retornado a Michoacán, quienes de esta manera iniciaron sus propios negocios.

Morelia, Michoacán.- Luego de superar la depresión que le causó su deportación de Estados Unidos hace 15 meses, Alejandro Miranda inició en la Secretaria del Migrante (Semigrante) los trámites que le permitirán recibir un beneficio del programa Fondo de Apoyo al Migrante (FAMI).

Alejandro salió de Ixtlán de los Hervores, su municipio natal, a los nueve años de edad en compañía de sus padres y seis hermanos; ahora, a sus 37 años, regresó deportado con su esposa y tres hijos, sólo con la ropa que traían puesta y sin un documento que acreditara su nacionalidad.

Tras varios intentos fallidos de encontrar trabajo y sin saber cómo realizar algún trámite, este migrante michoacano encontró en la página de Internet de la Semigrante información sobre apoyos para iniciar un proyecto productivo.

“Después de 15 meses que duré con depresión, empecé a buscar información en Internet y encontré la página web de la Semigrante. Llamé y me dijeron que fuera a la presidencia municipal de Ixtlán de los Hervores, que ahí me iban a asesorar sobre el programa FAMI para que me trajeran aquí a Morelia, donde me van a apoyar para iniciar un negocio de andamio, que es lo que yo sé hacer, que es la construcción”, relata.

El titular de  Semigrante, José Luís Gutiérrez Pérez, recibió a Alejandro para informarle que en breve recibirá el recurso que le permitirá iniciar su negocio, además de todos los beneficios que la dependencia otorga a todos los migrantes que han regresado a Michoacán de manera voluntaria o deportados.

“En Michoacán, los migrantes no están solos y aquí te vamos a respaldar para que inicies una vida de calidad. Vamos a realizar también los trámites necesarios para que tus hijos cuenten con la doble nacionalidad y toda la documentación necesaria que les permita entrar a la escuela”, le dijo Gutiérrez Pérez a Alejandro.

Alejandro radicaba en Washington D.C. y fue deportado cuando autoridades estadounidenses detectaron, a través de la empresa en la que trabajaba, que se encontraba en el vecino país de manera indocumentada.

En lo que va del año, la Semigrante ha invertido más de 21 millones de pesos a través del FAMI para apoyar 701 proyectos de igual número de connacionales que han retornado a Michoacán, quienes iniciaron negocios como cocinas económicas, panaderías, pastelerías, carpinterías y albañilería, entre otros.

Redacción

El Autor Redacción

Somos un medio de comunicación por Internet dedicado a publicar contenidos de calidad y con visión 100% objetiva de todos y cada uno de los acontecimientos que proceden de nuestras diferentes fuentes...

Dejar Comentario