Cerrar
no thumb

No existe fórmula para duplicarte. Al nacer, el secreto de tu esencia fue guardado en un recinto especial del cielo. No podría, por lo mismo, descubrirte en otro rostro ni encontrarte con un nombre distinto, ni tampoco reflejarme en una mirada diferente y lejana, porque de ti no existe réplica.

Quienes desconocen el encanto de un amor como el nuestro, creen fácil renunciar al enamoramiento y deambular en las calles, en los bares, en los parques, en el mundo, donde coexisten millones de mujeres, muchas de ellas ya sin la esperanza de un detalle, un poema, una mirada o una palabra tierna, porque la humanidad parece haber sustituido el romanticismo por lo desechable, por el juguete que entretiene un rato; pero se equivocan porque no saben que tú y yo compartimos un secreto, una estrategia que nos mantendrá felices y unidos permanentemente.

No desistiría de ti porque Dios, al crearte, no te igualó ni utilizó barro común y burdo; te hizo con arcilla delicada, con polvo resplandeciente que extrajo de su bolso, como para distinguir tu presencia y no confundirte con la multitud. Insisto en que me resultaría complicado buscarte con otro semblante, llamarte con un nombre y apellidos desconocidos, tomar unas manos ajenas a las tuyas, besar los labios de alguien más, escuchar palabras extrañas a nuestro código, compartir una historia con alguien que no comprendería mi desconsuelo y mis suspiros.

No renunciaría a ti porque ya no sería yo. Por eso, cuando te reencontré, supe que tu receta es irrepetible y me dije en silencio: “es ella, la mujer del alma luminosa, el ángel que Dios creó con una fórmula secreta que los serafines resguardan en el cielo”, y fue así que decidí entregarte mi amor.

Etuqietas : Fórmula
Santiago Galicia Rojon Serrallonga

El Autor Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Escritor y periodista. Desde 1988, ha publicado artículos, notas informativas, reportajes y columnas en diversos medios de comunicación, principalmente del estado de Michoacán. Como escritor, ha publicado cuatro libros...

Dejar Comentario